lunes, 25 de octubre de 2010

La cuarta dimensión.

"Corpus hipercubicus", un cuadro fascinante de don Salvador Dalí y que él mismo definió como "un sensacional cuadro, un Cristo explosivo, nuclear e hipercúbico, un trabajo metafísico..."

Es un cuadro de 1954 y se encuentra expuesto en el MOMA de New York.

Sin duda es uno de los trabajos de su experimentación clásica trascendental más elaborados y uno de mis cuadros favoritos - de su etapa mística, quizás por mi "deformación" cientifica-. En él, un Cristo demasiado humanizado (como el pintado en 1951), sin heridas, ni sangre, siguiendo la ley renacentista de la Divina Protección, los supuestos clavos se observan en forma de pequeños cubos, equidistantes entre sí y flotando, la cabeza del mártir se encuentra dirigida hacia la izquierda con cierta hiperextensión. 

Abajo, mirando fijamente, Gala, expectante, con un tratamiento del ropaje y de la luz que muy bien podría recordar a pintores clásicos como Zurbarán o Murillo

La composición de la cruz, sus cubos, la posición del Cristo -desplazado para que la sombra se situe en el centro- y los demás elementos parecen querer ir un paso más allá que en el cuadro " El Cristo de San juan de la Cruz" que pintara tres años antes -se encuentra expuesto en la Art gallery, Glasgow- en el que Dalí se inspira en un dibujo que el místico español realizó basado en una de sus visiones. Ésta cobra un aspecto inmaterial y ultra-terrestre queriendo unir ciencia, religión y arte con un resultado verdaderamente magistral, un Cristo que trasciende la tridimensionalidad humana adentrándose en la cuarta dimensión (en física el tiempo y en matemática espacio euclídeo).

Para todos aquellos que no estéis familiarizados con las matemáticas aquí os dejo una pequeña explicación. Geométricamente, un hipercubo o teseracto se constituye en una figura formada por dos cubos tridimensionales desplazados en un cuarto eje dimensional  -hablando pronto y mal, un cubo expresado en 4 dimensiones, 8 caras cúbicas de 24 cuadrados-, inimaginable para cualquiera que no esté familiarizado con las matemáticas avanzadas.

Su desarrollo tridimensional puede observarse en éste cuadro cuya estructura básica -la cruz-, se constituye por 8 cubos unidos por sus caras, suspendida en el espacio.


1 comentario:

  1. es pero q esto me ayude con la respuesta q busco gracias

    ResponderEliminar